EXPEDIRÁN “BOLETAS DE CALIFICACIONES” A LEGISLADORES DE EUA

Boletas

La Coalición de Alcaldes contra las Armas Ilegales, que aglutina a 900 funcionarios electos, anunció hoy que expedirá “boletas de calificaciones” a representantes y senadores sobre su postura en la asignatura del control de armas.

Las boletas calificarán la postura de los legisladores en su apoyo o rechazo a la prohibición de armas de asalto, la revisión universal de antecedentes criminales, la eliminación de cargadores de más de 10 balas y los nuevos castigos contra el tráfico de armas.

“Durante mucho tiempo, la única voz que ha sido suficientemente fuerte para influir en el Congreso es la del cabildeo de las armas”, señaló el co-presidente del grupo, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

“Ahora queremos asegurarnos que se escuche la voz de los más de 900 alcaldes de nuestra coalición bipartidista y del 90 por ciento de la población que apoya reformas de sentido común. Es hora que el Congreso adopte acciones para salvar vidas”, remató.

Entre las medidas que serán objeto de voto figuran nuevas sanciones contra el tráfico de armas a través de intermediarios, como los casos registrados en el polémico operativo “Rápido y Furioso” de trasiego ilegal de armas a México.

Asimismo serán puestas a voto la revisión de antecedentes criminales de todos los compradores de armas, salvo aquellas transferidas entre familiares o cazadores, así como un nuevo programa de financiamiento a la seguridad en las escuelas.

Pero un grupo de 13 senadores circuló una carta en la que amenaza con protagonizar un acto de filibustería consistente en bloquear el voto final a través de intervenciones interminables en la tribuna-, a fin de evitar que las medidas sean aprobadas.

Los líderes del obstruccionismo son los senadores Ted Cruz, un cubano americano de Texas, Rand Paul de Kentucky y Mike Lee de Utah.

La Casa Blanca intervino ayer en la polémica y consideró “inapropiado” que los republicano bloqueen el voto de la legislación, en especial por el sufrimiento de los familiares de los niños muertos en Connecticut.

Notimex